domingo, 21 de agosto de 2011

LO POSITIVO DEL LAS JMJ 2011

Tras varios post criticando la celebración en Madrid de las JMJ 2011, más que nada por el apoyo "inmoral" recibido por parte de las administraciones públicas, ya va siendo hora de que reflejemos algún beneficio obtenido gracias a dicho evento.

Y es que, entre tanto despropósito, siempre es posible encontrar un motivo de satisfacción. De no haber sido por estas JMJ, se hubiese privado a Madrid de la presencia de lo más granado de la intelectualidad de España, de Europa y del resto del mundo. Las calles de Madrid han sido testigos de un crisol de manifestaciones culturales, de reflexiones morales e intelectuales, que, reconozcámolos, solo una figura como la de Benedicto XVI es capaz de aglutinar.

Como muestra y como homenaje a estos días vividos en Madrid, dejamos este vídeo

sábado, 20 de agosto de 2011

AGRESION POLICIAL A DANIEL NUEVO

En el transcurso de la manifestación laica de Madrid del pasado 17 de Agosto, el fotoperiodista Daniel Nuevo fue agredido por la policía tras ser "delatado" por el flash de su cámara como testigo del abuso de autoridad que un grupo de policías estaba ejerciendo sobre una joven.

Estos acontecimientos ya los ilustramos en un post anterior, concretamente en el último vídeo que mostrábamos, pero en ese momento desconocíamos la identidad del agredido.
Posteriormente, hemos tenido conocimiento de la versión de los hechos por parte del propio Daniel Nuevo, que relata lo ocurrido en su blog, y que a continuación reproducimos:

"Vuelvo en el metro camino a casa. Hace diez minutos estaba en la calle Atocha tirado en el suelo recibiendo porrazos, puñetazos y patadas por parte de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Por insultar? ¿Por provocar? ¿Por arrojar objetos? Pues no. Solo por fotografiar una agresión policial a una chica que cometió el delito de pasar por allí y no llevar mochila del JMJ.

Tras la carga policial en la Calle Carretas, hubo una aparente calma. Vi a un grupo de 15 integrantes de las FCSE dirigirse por la calle Atocha en dirección a la parada de metro de Antón Martín. Un grupo de personas entre las que había peregrinos e integrantes de la concentración laica de Sol bajaba por la acera contraria. Decidí seguir la “expedición”. De entre el grupo se oyeron algunos insultos dirigidos a los policías. De repente, la policía cortó la calle. Interrumpieron el tráfico y crearon  una barrera que impedía el paso. Iba a la altura de ellos y tras identificarme como fotógrafo me ordenaron situarme detrás de ellos.
Comenzaron a filtrar a la gente que podía pasar en función de la mochila que llevaban. La primera chica que no llevaba mochila de la JMJ fue inmediatamente identificada como la que les había insultado. Había más gente, pero él (en todo momento fue la persona que estaba al mando quién llevó la voz y mano cantante en las palizas) necesitaba su dosis de hostias. Primero fue un tortazo, después un porrazo tras otro. En ese momento comencé a hacer fotos, 2 exactamente. El flash me delató, y dirigió todas sus energías hacia mí. “La cámara, dame la puta cámara” fue lo que escuché inmediatamente antes del primer porrazo.

No entendía nada. Solo estaba haciendo fotos y más cuando previamente me había identificado como fotógrafo y me habían indicado el lugar en el que podía estar, que en ningún momento abandoné. Solo acertaba a preguntar “¿Por qué?” y proteger la cámara. En ese momento recibí varias patadas y puñetazos, culminados por otra ronda de porrazos. “La cámara, que me des la puta cámara te he dicho”.
Ví que tenía mucho que perder. Estaba solo y sin testigos (o eso creía yo), usando mi propio equipo. No creía que las fotos que había hecho compensaran poner en riesgo la cámara y los objetivos. En ese momento comencé a decirle que le daba la cámara pero que pararan. Parece que estas palabras calmaron su ira hacia mí y volvió a dirigirse a la chica. Un compañero suyo comenzó a gritarme que me fuera, me levanté e intenté salir corriendo. Iba con la cabeza agachada y topé con otro policía. Me ordenó quedarme en el suelo y le dije lo que me acababa de decir su colega.
Pero vino lo peor. Un porrazo en la nuca que me paralizó por completo durante unos segundos. De pronto dejé de sentir que tenía un cuerpo y me desplomé. Caí al suelo de una pieza. Ahí supe qué es el miedo. No sentía mi cuerpo, daba órdenes a mis brazos para sujetar la cámara pero eran inútiles. Desde el suelo seguía viendo como me miraba un policía. Se me nubló la vista y perdí la conciencia durante un par de segundos. Cuando la recobré, el jefe había ordenado retirada. El policía que me miraba se estaba yendo cuando vió un objeto en el suelo “¿De quién es esta funda?”. “Mía” conseguí decir, a lo que el respondió tirándomela a la cara. Supongo que después de como me habían tratado, agacharse y dejarla al lado de quién habían estado apaleando era demasiado…
Y ahí me dejaron. Tirado en el suelo después de la paliza por hacer dos fotografías. Rápidamente se acercaron dos hombres. Me ayudaron a incorporarme y me preguntaban como estaba. Yo solo pensaba en salir de allí, era lo primero. No me sentía seguro en la calle, en nuestra calle. Temía que volvieran y sabía que esta vez sería peor. Comenzaron a calmarme asegurándome que ya se habían ido, pero en mi estado era incapaz de creerles. Pero lo consiguieron. Nos refugiamos en una calleja, donde poco a poco comenzamos a hablar tranquilamente. Uno de ellos me dijo que había estado grabando todo el tiempo. Afortunadamente no lo vieron, sufre problemas de espalda y si lo hubieran visto habría recibido lo mismo que yo pero las consecuencias habrían sido mucho más graves.
Gracias a ellos volví a pensar friamente. Me acordé de la chica a la que habían abofeteado y en el chico que intentaba protegerla. Recordé toda la escena y cómo había sucedido. No era capaz de comprender lo que había pasado, creía que en un estado “moderno” como el nuestro no pasaban estas cosas. Que no se apaleaba a la prensa por hacer fotografías. Que no se dejaba a su suerte a una persona en la calle tras haberle propinado un porrazo en la nuca que hizo que se desplomara. Creía…Ingenuo.
Ahora te hablo a tí, señor policía con agentes a su cargo y con la mano ligerita. Has intentado callarme, evitar que hiciera el trabajo que amo, el que me permite denunciar abusos como los tuyos. Has intentado coartar mi libertad de expresión. Has intentado que borrara las fotografías que probaban tu brutalidad. Has intentado quitarme mi herramienta de trabajo a base de porrazos. A pesar de todas estas ilegalidades manifiestas, ¿sabes qué, amigo de las FCSE?. No te guardo rencor más allá del dolor físico. Solo lo has intentado, no lo has conseguido ni lo conseguirás. Al revés, me has dado alas. Alas para confirmar que es esto lo que he querido hacer durante toda mi vida. Alas que me permitirán seguir denunciando injusticias como las que perpretas bajo tu placa…ah, no que no tenías. Ha sido la primera paliza que recibo por informar y me temo que no será la última. Creeme cuando te digo que la olvidaré. Me has bautizado, y en esta confesión no apostata ni Dios."

Este post, así como varios trabajos del autor, pueden verlo en su propio blog http://danielnuevo.com/blog/solo-por-informar/


viernes, 19 de agosto de 2011

LOS JOVENES Y LA RELIGIÓN EN CIFRAS

Dios no existe: Los jóvenes y la religión en España, la realidad en cifras

MARCHA LAICA POR MADRID

Han pasado ya dos días desde la para mí histórica jornada vivida en Madrid, donde por primera vez en España se ha vivido una manifestación pro-laicismo con un seguimiento considerable por parte de numerosos asistentes, sobre todo teniendo en cuenta que para éstos no había alojamiento ni transporte gratuítos.

Contra lo publicado por numerosos medios, cabe decir que no hubo provocación por parte de los asistentes a la marcha frente a los peregrinos de las JMJ, sino simplemente el ejercicio de un derecho de todos los ciudadanos a manifestarse. Cabe recordar que la marcha estaba autorizada (aunque su trabajo costó), por lo que no se entiende que, cuando algunos de los jóvenes de las JMJ trataron de impedir el avance de la marcha por Sol, la policía cargase contra los manifestantes.

Señores policías, ustedes están para garantizar el ejecicio de los derechos por parte de los ciudadanos, y los asistentes a la marcha laica estaban allí cumpliendo con todos los requisitos que marca la ley; si alguien procura impedirles el paso, son estos últimos los "malos", y por tanto son ellos los que tienen que sufrir en sus carnes vuestras habilidades con la porra y vuestros malos modales. Entendemos que sois "unos mandaos", y a la vez lamentamos que el resto de funcionarios de España no ponga tanto celo en su trabajo como el que ponéis vosotros, que es una alegría comprobar el desparpajo que mostráis cuando de intimidar a ciudadanos desarmados se trata, y a la vez no alcanzamos a comprender como en este país aún existen delincuentes con la policía tan esforzada que tenemos.

Este país, nuestro país, España, cada vez se parece más a aquella España que pensábamos que no habría de volver más; últimamente solo las manifestaciones convocadas por el "stablishment" se libran de las cargas policiales (manifestaciones contra ETA, los alegres días de "mani" de los obispos, etc.), recordando viejos momentos vividos en la Plaza de Oriente. En cuanto un colectivo amenza el "status quo" actual, a las autoridades de este país les entra el canguelo y manda a sus "chicos" a poner orden, no sea que un día les fuercen  a abandonar la poltrona por la que estuvieron lamiendo culos por tanto tiempo.

Después de la marcha laica, todos aquellos que unos días antes clamaban contra su autorización han salido en tromba mostrando la bandera del "ya lo decía yo que esto iba a pasar", culpando, cómo no, a los asistentes a dicha marcha de los disturbios ocurridos, no parándose ninguno a reflexionar que dichos ciudadanos solo hubiesen podido evitar tales disturbios renunciando a su derecho de manifestación y libertad de expresión; derechos a los que, creemos, nadie tiene por qué renunciar, y muchos menos aún cuando se ve como las opiniones contrarias a las suyas gozan de todos los parabienes por parte de las autoridades.

Y entre tanta tontería como se ha escuchado de dos días a esta parte, sale hoy Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, abriendo una investigacion por si algún peregrino menor de edad sufrió agresiones o amenzas por parte de algún manifestante, como parece ser que se aprecia en algún vídeo que circula por la red (suponiendo que sean menores, suponiendo que los amenazaran, y suponiendo muchas cosas más). Y decimos tontería, porque no investiga todos los posibles abusos cometidos contra los menores, sino solo contra los menores peregrinos, como si en la manifestación no hubiese habido también menores defendiendo las posturas laicistas y siendo increpados por los asistentes a las JMJ.
Señor Canalda, investigue usted bien y castigue a todos los que hayan obrado contra algún menor, pero investigue a  TODOS y por actos contra CUALQUIER MENOR. A modo de sugerencia, le proponemos que investigue a todos esos catequistas y sacerdotes que incitaban a sus chiquillos a ir contra los asistentes a la manifestación, que más que pastores de un rebaño parecían cazadores azuzando a su jauría.

Y, puesto que gracias a sus intervenciones de hoy hemos conocido de la existencia del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, aprovechamos también para recordarle que entre sus obligaciones debe figurar también la de perseguir a tantos pederastas que andan por oscuras sacristías tratando de inocular en los niños el amor de dios por vía anal.

Para finalizar esta entrada, unos vídeos de la manifestación y de los acontecimientos ocurridos después.

El primero es sobre el trascurrir de la marcha.

En el segundo, una periodista es amanazada por un policía ("como te meta una hostia verás", "ahora te vamos a pegar sin que te vean, periolisto").

Y en este tercero vemos como un grupo de policías acosan a un fotógrafo que los "cazó" con su cámara mientras golpeaban a una chica (a partir del minuto 1'30").


ACTUALIZACIÓN 20/08/2011
Hemos sabido que el fotoperiodista agredido en el último vídeo es Daniel Nuevo, y hemos dedicado una nueva entrada del blog a reproducir la versión de los hechos que ofrece el propio agredido en su blog.

viernes, 12 de agosto de 2011

UN BLOG ATEO ¿POR QUÉ?

Mediante este post voy a tratar de justificar el porqué mantengo un blog como éste, un blog ateo.

Por algunos comentarios vertidos en el blog, parece como si al escribir una bitácora como ésta, uno fuese una persona amargada, sin más objetivo vital que despotricar contra las ideas religiosas como forma de vencer los propios complejos. Afortunadamente, nada hay más lejos de la realidad; mi día a día es la de una persona cualquiera que se levanta para ir a su trabajo, después llega a su casa y pasa el resto de la jornada en compañía de su mujer, su hijo, y que cuando puede dedica un rato a alguna de sus múltiples aficiones, bien sea en solitario, o bien en compañía de familiares o amigos.
  
Entonces, puestos a lanzarse a la aventura de escribir un blog, ¿por qué no hacerlo de un tema más amable? ¿más popular?, al fin y al cabo, cualquiera de mis múltiples aficiones podrían servir como base para la escritura de un blog, y cualquiera de ellas me proporcionaría más visitas  y quien sabe si cierto "reconocimiento" como bloguero (algo hartamente dudoso, pues mi gusto por la escritura no va acompañado por las cualidades y habilidades necesarias). ¿Por qué dedicar tiempo y esfuerzo en una escritura que poca gente va a leer?
  
Desde luego, no pretendo apartar de sus creencias religiosas a nadie; sería una pretensión demasiado alejada de la realidad, y soy plenamente consciente de que ningún creyente que se "deje caer" por mi blog va a cambiar su forma de pensar y, además, es de suponer que la mayoría de las personas que me lean deben ser  ideológicamente cercanas a mí en cuanto a la religión se refiere.

Por tanto, descartados el revanchismo, el afán de notoriedad, o las pretensiones de influencia, la respuesta a la pregunta de por qué mantener esta bitácora aún está en el aire. La razón es bien sencilla. De cualquier otro tema, bien sea ciencia, política, deportes, literatura, chismes o cotilleos, puedo hablar libremente y discutir con mi círculo familiar y de amistades, pero no así de religión (o de ateísmo, según se mire). Cada vez que el tema sale a colación, las discusiones "se salen de madre", y a menudo han amenazado la convivencia con aquellas personas a las que más duro se me haría perder. Es por eso que he renunciado o casi a mostrar mi parecer en dichas discusiones.

Y es por eso que surge este blog, como una válvula de escape donde hablar de lo único que hasta ahora no se me permite en mi círculo más íntimo sin sembrar la discordia. No estoy dispuesto a sacrificar familia, amistades, trabajo, etc. por ninguna ideología. Nadie, hasta ahora, sabe quién soy. No me interesa que esas personas cercanas me lean, no quiero ser para ellos Azotededioses, sino solo un marido, un amigo, un hijo. Tampoco voy a renunciar a mi derecho a opinar, a criticar y a mostrar mi irritación sobre temas religiosos cuando me venga en gana, pero lo haré desde aquí, bajo la máscara de Azotededioses; puede no ser la postura más valiente, pero sí que hasta ahora es la forma más práctica de opinar sin alterar mi espacio de convivencia más cercano. Por eso, y espero que por mucho tiempo, os invito a seguir viéndonos en http://azotededioses.blogspot.com, y también en Facebook y Twitter.

lunes, 8 de agosto de 2011

LA MARCHA 'ANTIPAPA' CUESTIONADA POR LA DELEGACION DEL GOBIERNO

Una vez más, y no sabemos ya cuantas van, las intenciones de manifestación de grupos laicos contrarios a la política confesional seguida por el gobierno de España se encuentra con la oposición de la Delegación del Gobierno de Madrid.

Esta vez ha sido la manifestación que los medios han denominado "antipapa", convocada para el 17 de agosto (coincidiendo con las JMJ 2011, y un día antes de la llegada de Benedicto XVI), la que ha sido vetada por dicha Delegación del Gobierno. En su dictamen, propone una ruta alternativa a la de los organizadores, donde la marcha sea menos visible, y, a tenor de la argumentación de la Delegación, "dañe" menos la imagen turística de Madrid; porque sí, porque la "imagen" de Madrid sigue siendo el principal argumento para el veto.

Además, según el mismo artículo enlazado más arriba, en caso de autorizarse la manifestación, los organizadores de la misma serán los responsables de cualquier altercado que pudiera producirse con las personas que asistan a las JMJ, y deberán contar con su propio servicio de orden (los organizadores de la marcha, no los de las JMJ que ya cuentan con la presencia de miles de policías pagados con los impuestos de todos).

En Azotededioses, pensamos que los argumentos de la prohibición son tan poco ajustados a derecho como otras veces. ¿La imagen de Madrid? ¿Desde cuando eso es un argumento jurídico? Con semejante argumentación se prohibirían todas las manifestaciones, pues dificilmente un clima de manifestación y reivindicación favorece los intereses turísticos de ciudad alguna.

En cuanto a que los organizadores de la marcha sean los responsables de los altercados que pudieran producirse ¿Se ha parado a pensar la Delegación que los posibles alborotos no tienen por qué provenir de los manifestantes?¿Que bien pudiera ser que se produjeran por asistentes a las JMJ? Claro, que quizás desde la Delegación han pensado que siendo tan devotos cristianos es imposible que causen disturbio alguno; de ocurrir algo, seguro que la culpa debe ser de esa turba de ateos, rojos y masones que pretenden marchar por Madrid como si la ciudad también les perteneciese.

En fin, que ya llueve sobre mojado, y desde este blog animamos a los organizadores a seguir caminos de convocatoria alternativos al procedimiento "legal". En los tiempos que corren, no es tan difícil usar redes sociales, SMS, etc. para convocar a un buen número de ciudadanos en un punto determinado de la ciudad, sin necesidad ni de autorización, ni de convocatoria ni de responsable alguno (cada uno está allí por iniciativa propia y si hay mucha gente será "casualidad"). Es un procedimiento efectivo y para nada ilegal, salvo que ahora sea ilegal quedar con alguien en algún sitio (bueno, quizás si eres ateo, ...quien sabe).